Ruta de las Fuentes Medicinales de Noceda (PRCLE-44)

Comunidad Autónoma: Castilla y León.
Provincia: León.
Zona: El Bierzo
Población: Noceda
Municipio: Noceda del Bierzo
Tipo de recorrido: Circular
Recorrido: 12 km
Desnivel: 
Tiempo: 3:10 horas + o –
Dificultad: Moderada-Baja.
Señalización: Señalizada.
Época recomendada: primavera, verano, otoño, invierno.
Sendero homologado: Si

Descripción
La ruta de las “fuentes medicinales” de Noceda es una de la rutas más conocidas del Bierzo y, aunque no siempre es así, en este caso su fama está totalmente justificada, ya que es una ruta muy completa y altamente recomendable.
 
Parte desde el pueblo de Noceda del Bierzo, ubicado en la Sierra de Gistredo, a unos 30 km. de Ponferrada.
 
La ruta comienza junto a la Iglesia de San Pedro, con una buena subida, hasta alcanzar la altura del camping, desde allí, aunque sigue subiendo, lo hace de una manera más sostenida, ganando altura casi sin darnos cuenta. Al principio trascurre por una pista forestal rodeada de castaños, en lo que quizá es la parte menos bonita de la ruta.
 
La primera de las fuentes: “Fuente de Juan Álvarez”  la encontramos muy pronto y a pesar de no tener propiedades medicinales, está perfectamente ubicada para rellenar las cantimploras y echar un trago e hidratarse bien de cara a los kilómetros de ruta que nos quedan.
 
El camino sigue por la pista forestal, pero cada vez rodeados de mayor vegetación, atrás quedan los castaños, que van dejando paso a robles y abedules, así como a numerosos manantiales que desembocan en el camino.
 
Aquí nos encontramos con dos fuentes con propiedades medicinales: “Fuente La Azufre” y “Fuente de la Salud“, también conocida como “el manantial de la doncella”.
 
Junto a la primera de las fuentes: Fuente La Azufre, se encuentra una bonita cascada, preludio de la que veríamos más adelante en las Peñas de la Gualta.
 
Una vez pasada esta zona entre los robles, volvemos a coger una pista forestal, con una buena pendiente y sin ninguna sombra, lo que hace que esos dos kilómetros de ascenso, hasta el mirador de La Gualta, se hagan bastante tediosos, en los que solo se salvan las vistas que vamos teniendo hacía el valle de Noceda.
 
El Mirador de La Gualta es el punto más alto de la ruta, a 1.300 metros de altitud. Se encuentra situado sobre unas peñas en forma de torreón, desde las que se obtienen unas preciosas vistas de prácticamente todo el Bierzo Alto.
 
El descenso desde el mirador, por la zona conocida como “Las peñas de La Gualta”, es el tramo más divertido y a su vez el más peligroso de la ruta, salvando un gran desnivel en muy poco tiempo, lo que hace que el sendero por aquí sea muy empinado. Han colocado cuerdas para facilitar la bajada, por lo que aunque es un tramo de cierta dificultad, creo que es apto para todo el mundo. No obstante, hay gente que recomienda hacer la ruta al revés, ya que es más fácil subir por esta zona que bajar…
 
Tras este descenso nos encontramos uno de los grandes atractivos de la ruta: La Cascada de la Gualta, uno de los mayores saltos de agua del Bierzo.
 
Una vez visitada la cascada, ya solo nos queda un suave descenso, a través de un precioso sendero que, junto a un ya caudaloso río Noceda y de nuevo bajo un frondoso bosque de robles y abedules, nos lleva de nuevo al pueblo.
 
En esta parte final nos encontramos otras dos fuentes: “Fuente del Canalijo” y “Fuente Mía“, así como un desvío para conocer la última de las fuentes medicinales del día: “Fuente del Rubio“, pero en nuestro caso ya habíamos tenido suficiente tute, y decidimos dejar esta fuente para otra ocasión. 
 
En resumen, una ruta bastante completa, en la que visitamos una de las cascadas más altas del Bierzo, a través de uno de los parajes más bonitos de la Sierra de Gistredo. Aunque el descenso de la cascada tiene cierta dificultad, creo que es una ruta adecuada para cualquier persona.